Según un estudio publicado en Scientific Reports, la personalidad de los perros cambian con la edad, aunque no cambian todos los rasgos de igual manera.

El estudio se realizó con 217 perros de la raza Border Collie, de edades comprendidas entre los 0,5 y los 15 años, utilizando un paquete de pruebas denominado “VIDOPET” (Vienna Dog Personality Test”), y van desde analizar la conducta exploratoria, pruebas de frustración, pruebas de obediencia, juego con pelota, resolución de problemas, presentación de objetos novedosos, etc… Así hasta un total de 15 pruebas que fueron repetidas y analizadas nuevamente con el transcurso de 4 años.

Perros ancianos

Los investigadores encontraron rasgos como la atención y la resolución de problemas mejoraba hasta los 6 años de edad aproximadamente, manteniendose luego estable. La conducta exploratoria y la búsqueda de novedades disminuyó a partir de los 3 años de edad. Además, los perros se volviían menos activos, y seguían siendo obedientes y sociables.

Algo, que personalmente, me ha llamado la atención es  que se produjeron algunos casos atípicos donde hubo un aumento de actividad combinado con una menor capacidad de resolución de problemas. Comparandolo con estudios anteriores que indicaban que los perros ancianos con deterioro cognitivo se caracterizaban por conductas muy activas ( hiperactivas en patrones estereotipados y no dirigidos), incluso con niveles similares a perros jóvenes.

Por lo tanto, un aumento repentino de la actividad en la vejez podría ser un indicador de posibles deficiencias sensoriales que conducen a mayor ansiedad y desorientación.

   Los mismos investigadores afirman que el estudio se ve influenciado por el hecho que solo se haya realizado con una sola raza, no puediendo generalizarlo con todas las razas caninas. Además, indican que algunos cambios se pueden deber a que los dueños moldean activamente el comportamiento de los perros a través de entrenamiento, relaciones afectivas, etc…

   Otros de los puntos a tener en cuenta es que los guías (responsables) van cambiando las rutinas diarias, su relación con sus perros y demás, provocan también que el comportamiento de sus perros los haga con el trascurso del tiempo.

Fuente: Scientific Reports.

Estudio: “Individual and group level personality change across the lifespan in dogs”