Seleccionar página
Comparte :

Recientemente, una persona compartía en las redes sociales unas fotos de un gran número de animales que provenían, en pésimas condiciones, desde Eslovaquia en dirección a España. Eran en concreto 93 cachorros de perro y 21 de gatos. Y afortunadamente el vehículo ha sido incautado, los conductores detenidos y los cachorros llevados a un refugio. A estos cachorros los llamo cachorros condenados, porque lo sufrido en su corta vida tendrá consecuencias funestas a lo largo de su desarrollo vital.

Los que aman a los animales habrán compartido conmigo la frustración y enfado entre otras sensaciones y emociones negativas, las cuales no son precisamente pacíficas imaginando como la vida le devuelve a esa “gentuza” el mismo daño causado a estos retoños.cachorros condenados

Bien, como  era un artículo donde no había enlace alguno a ningún medio de comunicación, he decidido buscarlo por mi cuenta. Y ¡qué sorpresa!, en medios españoles no se encuentra absolutamente nada.

No dándome por vencido, y con la ayuda inestimable del traductor de google he encontrado la noticia en un medio alemán, si pincháis aquí os llevará a dicha información, así veréis su veracidad, y no es que pretendiera poner en duda a quien lo ha difundido en las redes, pero es que sabemos que todas las difusiones no son siempre acertadas.

Os podéis imaginar mi estupor, por lo tanto, he decidido escribir unas palabras, con la única pretensión de aportar un mínimo de información e intentar que rebroten sensibilidades, de esta manera concienciarnos en la vida nefasta que les damos a estos cachorros.

Debemos ser conscientes de la vida de estos cachorros condenados a sufrir las consecuencias de la tropelía que realiza el ser humano con ellos, provocando problemas emocionales y conductuales que llevarán a cuestas gran parte de su vida o hasta su muerte en algunos casos. Intentaré imaginarlo desde un principio.

EL COMIENZO DE LA HISTORIA.

Como muchos relatos trágicos, este comienza por un capricho en muchos casos, el deseo de tener una mascota. Decisión que en muchas ocasiones se toma de forma visceral, sin tener en cuenta el compromiso que conlleva ser responsable de una vida, la cual va a depender de ti. Un deseo irresponsable en muchos casos, aunque en otros es muy meditado y lo llevan a cabo dando una feliz vida a su compañero peludo.

Bueno, me centro que estoy divagando. Ya se ha decidido tener una mascota, perro o gato, y con vuestro permiso voy a desarrollar la historia en un perro si no os importa, el problema ahora es donde puedo ir a “elegirlo”.

Muchas personas deciden ir a un albergue, protectora o asociación que se encarga de rescatar animales abandonados, donde pueden dar una vida plena a uno de esos seres vivos que han sufrido ya en sus carnes el desprecio humano por su vida. Es una opción, pero no es la que ocupa esta historia, aunque ¿por qué no?, puede haberla sufrido en su vida pasada. Os aseguro que muchos de los perros abandonados provienen de ese tráfico “monstruoso” de cachorritos.

Vamos a centrarnos en las que no van adoptar a su futuro compañero. Tienen la opción de comprar, y además, no deciden ir a un criador especializado que mira por sus perros, y me consta que los hay. Conozco una criadora que por contrato debe saber como están los perros que salen de su criadero, y si no tienen una vida adecuada los recupera. Otros deciden comprar en una tienda, sí, de esas que tienen a los cachorros en una especie de pecera. Y no digo que esos cachorros provengan del tráfico de animales de los países del este, no tengo pruebas, pero sí que las hay que es así.

Cada uno juzgue que punto de responsabilidad tiene en el proceso de compartir una vida con un ser vivo tan especial como es un perro o gato.

Pues bien, se decide ir a comprar a un mal criador, conocido en el mundo del perro como “junta perros”, o una tienda de animales, ambos con prácticas nada éticas y cuestionables. En este punto comienza todo, hay demanda y oferta, no importa nada más, son mera mercancía.

¡Ya hay pedidos!

ANTES DEL NACIMIENTO DEL CACHORRO CONDENADO.

Como en los episodios de la serie “las chicas de oro” donde la más mayor recreaba diciendo “Sicilia, 1935…”, permitidme esta licencia para aliviar mi enfado, vamos a situarnos en Eslovaquia, año 2018….

perrra preñadaTenemos una perrita, de una raza cualquiera, pero de raza, donde no voy a entrar en cómo se ha quedado preñada, pero seguramente no ha sido con flores y velas sino de una forma muy estresante, malvive en unas sucias instalaciones confinada en una más pestilente jaula. Esta perrita que apenas tiene espacio para moverse y desarrollar sus conductas naturales, sufre un estrés excesivo, donde sus ojos muestran una tristeza desmesurada sabiendo de la asfixiante vida que lleva, y a sabiendas de donde nacerán sus vástagos. Pero no solo eso, es consciente de la dureza del ser humano, sabe que cuando nazcan sus criaturas, al poco tiempo, serán arrebatadas de su lado, antes de lo esperado. No es la primera vez que la perra pasa por esa misma situación, es una constante en tu vida.

Siendo un poco técnicos, nos encontramos en el periodo PRENATAL, que comprende desde los 45 días de la gestación hasta el nacimiento de los futuros cachorros condenados. Nuestra perrita, no será prácticamente manipulada, y esto tendrá una consecuencia en sus cachorros, pues estudios han demostrado que esto produce que sus crías tengan menor tolerancia al contacto.

Cómo es sabido, en este periodo la gestante necesita mayor aporte energético, y sinceramente, dudo que se cumpla. Esta situación también afectará a sus herederos de penalidades, como ya se demostró en la hambruna sufrida por los Holandeses en la Segunda Guerra Mundial, provocada por el ejército alemán, los niños engendrados en ese periodo desarrollaron grandes problemas en su madurez.

Es más, la futura madre sufrirá un alto nivel de estrés, que provocará cambios hormonales, aumento de cortisol, que dará como consecuencia una disminución de las competencias sensoriales, emocionales, cognitivas e inmunitarias y menor tolerancia a la frustración de los cachorros que nazcan. Como ejemplo, tenemos los estudios de mujeres que estaban en estado cuando se produjo el ataque en EEUU el 11-S, donde los niños que nacieron después desarrollaron menor tolerancia al estrés y son más impulsivos.

Estos cachorros estarán condenados a un mayor riesgo de sufrir estados ansiosos e intolerancia al contacto, entre otros problemas.

EL NACIMIENTO. COMIENZA LA VIDA DE LOS CACHORROS CONDENADOS.

Nos encontramos en el periodo denominado NEONATAL, que comprende desde su nacimiento a las dos semanas aproximadamente. El nacimiento se produce en un lugar sucio, y nada adecuado para tal situación.dando de mamar

La madre con sus cachorros está en un lugar donde se desarrolla un fuerte estrés y se produzcen muy pocas estimulaciones. Hay que tener en cuenta que la situación emocional negativa de la madre influirá en su descendencia, desarrollando estos una peor respuesta futura al estrés y al aprendizaje.

Su futuro no será muy alentador, serán más sensibles a fobias y miedos, comportamientos obsesivos o agresividad.

Seguirán creciendo en un reducido entorno, donde la madre intentará, si es posible, mantener el lecho lo más limpio posible. Pasaremos a la etapa de TRANSICIÓN, la cual será entre los 15 y 21 días. En este periodo es cuando nuestra madre esperará el momento en que será separada de sus hijos, pues estos comienzan a alimentarse de comida semisólida.

En este periodo comienzan a abrir los ojos y la audición es prácticamente completa, pero ¿de qué les sirve? Los estímulos son prácticamente inexistentes. Además, con la separación de la madre, y estando en instalaciones con otros cachorros con el dolor de la pronta separación, ya que hay que tener en cuenta que es el periodo donde se produce el apego. Imaginaos, comienza el apego a vuestra madre, y acto seguido os separan bruscamente, ¿cómo os sentiríais?

También, con la audición comienza el “reflejo de sobresalto”, que se verá notablemente incrementado con el anteriormente descrito desapego precoz.

Ahora es cuando comienzan a explorar y seguir a la madre, además de la ritualización social, pero, si ya no está la madre, y ¿que va a explorar? Está en una jaula. Todo esto se verá sumado con una mala capacidad comunicativa danto lugar a un futuro cargado de ansiedad intermitente o permanente.

EN BREVE VIAJAMOS.

En estos momentos nos encontramos en el proceso de socialización, que va desde la tercera semana hasta los 4 meses aproximadamente. Este es realmente importante, pues influirá notablemente en la forma cómo afronte el cachorro el futuro entorno.

viaje furgonetaEn este periodo se adquiere el autocontrol y las reglas jerárquicas, se aprende a superar los miedos a lo desconocido, se tiende a investigar lo novedoso y a superar estas situaciones desconocidas hasta ese momento. En parte de este proceso debe influir la madre y los hermanos, pero cómo ya hemos dicho, ha sido separado de la madre prematuramente, vuelve a estar aislado de estímulos.

Su hogar seguirá siendo una jaula, encerrado, sin apenas percepciones del mundo exterior, impidiendo desarrollar las herramientas adecuadas para una futura adaptación al entorno. Pero, por si no fuera poco este problema, tenemos el cruel viaje.

Entre las 5 o 6 semanas de edad el cachorro afrontará un viaje que puede durar un mínimo de 30 horas seguidas, encerrado en diminutas jaulas con otros cachorros, con privaciones sensoriales y con un alto grado de estrés en todo el pequeño habitáculo de una furgoneta. Y digo 30 horas si no hay paradas para dormir, que dicho viaje puede alargarse hasta las 70 horas.

Estos cachorros sufrirán deshidratación, hambre, estrés como ya he dicho, y en jaulas unas apiladas sobre otras, donde las excreciones que se encuentran en los niveles superiores caerán sobre los que están en los inferiores, llegando a caer en el agua y la comida. ¿Os comeríais o beberíais el agua o la comida que tiene defecaciones y orines? Pues en esta situación se encuentran los cachorros. Todo esto es un caldo de cultivo de enfermedades y un número incierto de cachorros mueren en el viaje.

ME ENCUENTRO EN UNA PECERA.

Una vez llegan a su destino los meten en una jaula de metacrilato, que parece una pecera sin agua, donde serán expuestos a los futuros compradores. Siguen privados de estímulos, y las conductas de eliminación adecuada no se darán, se producirán cerca de donde comen, beben y duermen generando conductas de limpieza insanas. El proceso de socialización se habrá cerrado cachorro tiendaantes de la llegada a un nuevo hogar, con el consiguiente desarrollo de fobias, agresividades, miedos…los cuales, en los mejores casos les costará mucho superar.

No dejar mención a aquellos que se acercan al escaparate donde se exhiben dando golpes para ver que hacen cómo si de un vodevil se tratara donde recibir diversión y entretenimiento.

CONCLUSIÓN.

Después de extenderme más de lo deseado voy a realizar un pequeño resumen por el que recomiendo cualquier opción antes de la compra que he intentado describir, y que seguramente habré cometido errores y ni me habré acercado al sufrimiento soportado por estos pobres seres vivos.

Como veis, cada proceso en el desarrollo del cachorro es crítico y no se tienen, en absoluto, en cuenta en este tipo de “negocios”, sí, hay que nombrarlo así. Cuando compras un cachorro de esta forma debes saber que estás fomentando un modo de maltrato y explotación animal, y debes ser consciente que tendrás que realizar un esfuerzo mucho mayor para darle una buena vida. Seguramente tendrás que contratar un especialista para que ayude y oriente a tu perro a superar las dificultades, a realizar un control emocional, etc… Y sinceramente, si estás dispuesto a realizar ese esfuerzo, ¿no sería mejor centrarlo en un perrete que está en un albergue o protectora? Uno que ha sido abandonado, que ya ha sufrido un desengaño de alguien que amaba incondicionalmente, ayudarle a superar la tristeza que se refleja en sus ojos y dar luz a esa oscuridad que muestran.

No compres el afecto, invierte en esperanza para aquellos que algún día fueron olvidados.

Os muestro el video de un programa de investigación que muestra esta aberración en la Comunidad Valenciana.


Comparte :