699265550 info@serperro.com
Seleccionar página

Supongo muchos estáis familiarizados con el significado de lo que es una casa de acogida, pero habrá algunos que desconozcan esta gran labor que realizan muchas personas, de forma desinteresada. No voy a realizar una definición sin más, porque creo que es muy difícil resumirlo en una frase,  por toda la carga emocional y ética que conlleva.

ALBERGUES, ASOCIACIONES Y GRANDES PERSONAS.

Casa de acogida

Todos conocemos la lacra que azota nuestro país, bueno, una de las muchas, en este caso me refiero al abandono animal. Recientemente vi una noticia donde, entre sus datos, enumeraba solamente los perros abandonados el año pasado con la friolera cifra de 140.000, cantidad a la que hay que sumarle otros animales como gatos, hurones, etc…

Muchos de estos animales abandonados acaban muertos atropellados en las cunetas, otros brutalmente asesinados por “psicópatas” que muestran una crueldad inimaginable. Pero, los rescatados de un futuro desastroso son acogidos en albergues en unos casos, donde disponen de instalaciones y cuidados oportunos, o por asociaciones que no disponen de esas instalaciones, pero que buscan casa de acogida para proporcionales un hogar temporal, y en ambas situaciones, esperando un futuro dentro de la estabilidad de una familia definitiva.

ENTONCES, ¿QUÉ ES UNA CASA DE ACOGIDA?

Muchas veces, en el caso de los albergues que están desbordados, bien por cuestiones de salud o por masificación de las instalaciones deciden que determinados perretes, gatos, etc…estarían mejor en casas, aunque sean temporales para garantizar unos mínimos para estos animalitos. Buscando casas donde poder vivir hasta que sean definitivamente adoptados.

O como ya he dicho, el ocasa acogida juegotro caso, hay asociaciones que rescatan a los animales de la calle, y previa consulta veterinaria les busca ese hogar temporal, que aunque desgraciadamente no será el definitivo en la mayoría de la ocasiones, les aportarán una vida repleta de cariño y atención. Al igual que anteriormente, el periodo de acogida es indefinido hasta que aparezca una familia que le de ese hogar definitivo.

Convertirse en casa de acogida requiere un gran compromiso, teniendo en cuenta que debe satisfacer todas la necesidades del animal acogido. Si es verdad, que los gastos veterinarios y alimenticios están a cargo de la asociación, por lo tanto, las personas que acogen, por ejemplo  a un perro, deben cubrir todos los requerimientos afectivos, de ejercicio, etc… Y sobre todo, en ocasiones algo muy complicado, ayudar en la resolución de los posibles problemas conductuales que se tengan.

COMO CASA DE ACOGIDA. ¿QUÉ DEBO TENER EN CUENTA?

Encontrar una casa ideal es realmente complicado. A pesar de las ganas de ayudar y lo gratificante de ser casa de acogida, hay que plantearse honestamente la capacidad personal de cubrir todas las necesidades del animal, además de la situación personal del momento.

Cuando me refiero a la situación personal del momento no hago referencia a la económica, como ya dije con anterioridad la parte económica necesaria para los cuidados y manutención del acogido de 4 patas la sufraga la asociación. Hago referencia a varios factores, como cuantos perros tengo, si estos tienen algún problema conductual que pueda afectar negativamente al animal acogido, si, el perro acogido como ejemplo, tiene problemas que afecten a los que ya tengo en casa. El tiempo que puedo dedicarle, etc…casa acogida sofa

Pero sobre todo, algo que no se nos puede pasar por alto es nuestro estado emocional. Sí, es más importante de lo que creemos. Un estado emocional negativo provoca muchas veces que nos refugiemos en nuestro perro o en el de acogida, en este caso, haciendo que ellos soporten injustamente una carga muy pesada sobre sus peludas cabezas. Todo esto, provocará con el tiempo conductas indeseadas para los humanos, pero realmente nocivas para los animales, que hemos favorecido nosotros con nuestra actitud.  Un ejemplo claro de esto es la tan conocida ansiedad por separación, de la cual hablaré en otro post.

Por otra parte, las asociaciones integradas por personas con sus trabajos, familias, etc…que dedican todo su tiempo libre para el funcionamiento de toda la estructura de las casas de acogida, llegando a sacrificar grandes momentos con sus seres queridos. Estas asociaciones deben de facilitar información y formación, que será necesaria para el buen funcionamiento.

¿Información? Explicar lo mejor que sea posible el tipo de animal que necesita la casa de acogida. Tamaño, posibles problemas de conducta más visibles, carácter, problemas veterinarios, para que así, la persona que está interesada en acoger sea sincera y analice sus capacidades reales para dar un entorno de bienestar al acogido.  Quizás no es la persona adecuada para poder llevar a un perro determinado, pero si es la idónea para muchos otros.

¿Formación? Aportar conocimientos tales como actuación cuando llega, por ejemplo, un perro a la nueva casa, tanto si no hay perros viviendo allí, como si los hay, favoreciendo la presentación de los mismos. Cómo comportarse ante determinados problemas de conducta, cómo suministrar la medicación, etc…

¿CÓMO SER CASA DE ACOGIDA?

Tan sencillo como estar dispuesto o dispuesta a ayudar, y ser consciente del trabajo que se deber realizar con tu acogido. Como ya dije, requiere compromiso, constancia y responsabilidad. Otra cuestión, es tener claro que cuando tenga un hogar de adopción definitivo hay que dejarlo marchar.

Dicho esto, infórmate de las asociaciones de tu provincia y ponte en contacto con ellas, estarán encantadas en darte toda la información necesaria para poder colaborar. Seguramente, tendrá que realizar en ocasiones algún cuestionario o entrevista y esperar contestación. Y tenlo muy claro, realizarás una gran labor.

CONCLUSIÓN.

Aunque cada vez hay una mayor concienciación sobre la tenencia de animales domésticos, y perdonad por ser un poco “seco” definiéndolo así, sigue habiendo un número alarmante de abandonos, en los mejores casos, tal y como está la sociedad actual. Pero hay un atisbo de esperanza por la gran labor que realizan muchas personas, y como no, aquellas familias que abren su casa temporalmente a estos peludos abandonados.

Son necesarias las casas de acogida, pero ten claro tus funciones, tus obligaciones, no ya con la asociación  sino con tu perro, gato, etc…acogido. Tienes una responsabilidad compartida mientras está en tu casa, así que, si es un capricho mejor ni lo intentes, pero si es una convicción, te esperan las asociaciones con los brazos abiertos y los peludetes con el cariño y los lametones que les queda por dar.