699265550 info@serperro.com
Seleccionar página

Este problema a un 2% aproximadamente de los pacientes caninos con problemas neurológicos, sí, aunque a primera vista es una cifra pequeña, no hay que descuidar este problema. Muchas veces es silencioso, no sabemos los síntomas que tiene y como reaccionar, aunque el pronóstico es bueno, debe ser tratado y prevenido.

¿Qué es?

El ictus es una interrupción del flujo sanguíneo en determinadas áreas del cerebro, que pueden ser debidas a un émbolo que obstruye el vaso sanguíneo o la ruptura de un vaso intracraneal.

El perro suele recuperarse casi en su totalidad, la funcionalidad del cerebro suele recuperarse como hemos dicho total o parcialmente.

El ictus puede ser causado por enfermedades subyacentes tales como endocarditis, neoplasia primaria, etc… al igual que la puede provocar parásitos (migración de parásitos). También tenemos factores hereditarios que pueden ser factores predisponentes para el ictus canino, como la hipercolesterolemia hereditaria que suele desarrollar arterosclerosis.

Síntomas.
  • Hemiparesia, disminución de la fuerza motora o parálisis parcial de una extremidad de un mismo lado.
  • Déficit de reacción postural, alteración de la función propioceptiva.
  • Hipertemia, aumento de la temperatura corporal.
  • Giros de cabeza
  • Movimientos oculares.

Estos son algunos síntomas entre otros, estos síntomas pueden tener una aparición repentina o pueden ser en otros casos paulatinos.

Tratamiento.

No hay terapia específica, pero la recuperación suele ser efectiva con cuidados que serán recomendados por tu veterinario, lo importante es la prevención y tratar las enfermedades que pueden desencadenar el ictus.

Es muy importante la buena salud de nuestro perro, está se realizará con ejercicio frecuente y en la intensidad adecuada, una correcta alimentación, controles veterinarios periódicos, llevar al día la desparasitación de tu perro, resumiendo, un correcto cuidado tanto físico como psíquico de tu compañero canino.

Fuentes:

(1)  Wessmann A, Chandler K, Garosi L. Ischaemic and haemorrhagic stroke in the dog. The Veterinary Journal, 2009 Jun;180(3):290-303

Affinity vets.